TU NO ESTAS SOLO EN ESTE MUNDO si te ha gustado algun artículo , compártelo, envialo a las Redes sociales, Twitter, Facebook, : Compartamos el conocimiento

viernes, septiembre 28, 2018

UN SISTEMA INTERCONECTADO DE EMBALSES

EMBALSES : CREAR UN SISTEMA DE EMBALSES EN LAS DESEMBOCADURAS DE LOS RIOS


HAY QUE CREAR EN CHILE UN SISTEMA INTERCONECTADO DE AGUAS QUE SE
PIERDEN EN EL MAR

YA LO ESCRIBÍA EL 27 DE SEPTIEMBRE DE 2011

GRANDES Y MEDIANAS PRESAS PUEDEN CONTRIBUIR A SALVAR AL PAIS POR LA
FALTA DE AGUA Y ENERGIA
Esto es un desafío para los Ministerios de Agricultura, Mineria,
Energía, Obras públicas y Economía
Sin duda que el Presidente de la República, entendería un proyecto de
esta naturaleza
CHILE TIENEN MUCHA EXPERIENCIA EN LA CONSTRUCCIÓN DE EMBALSES
Yo mismo participé en la construcción de dos embalses en colchagua ,
el huique, VI región.
Chile no tiene energía para enfrentar el crecimiento que todos
aspiramos y buscamos. Esa es una verdad indesmentible.

Esto no pasa por una simple reducción en los consumos, que son buenos,
o por medidas para afrontar la contingencia. Hay que mirar más allá.

En consecuencia, las autoridades y todos los chilenos debemos actuar
en consecuencia. En Chile sobra agua , pero hay que captarla .Hay
muchos rios que llegan con agua al mar y se pierde.

Yo propongo, entre otras medidas , captar todas las aguas de los ríos
que llegan a perderse en el mar y generar así un sistema
interconectado de presas grandes, medianas y pequeñas, a lo largo del
país. Para esto se podría optar a financiamientos internacionales y
licitarlas a particulares. Esto traería enormes polos de desarrollo en
zonas muy pobres en que el agua las transfomaria en interesantes
zonas para la producción de alimentos, turismo, minería y energía.

Esto es un desafío para los Ministerios de Agricultura, Mineria,
Energía, Obras públicas.
Sin duda que el Presidente de la República, entendería un proyecto de
esta naturaleza
www.agriculturablogger.blogspot.com






*SaludosRodrigo González Fernández

*Diplomado en "Responsabilidad Social
Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU(
http://www.facebook.com/#!/profile.php?id=1020328166

- Siguenos en twitter: *@rogofe47Chile*


*CEL+569-95562082*
*Santiago- Chile*

lunes, septiembre 03, 2018

Ernesto Silva. Faltan lideres en la oposición

Ernesto Silva, expresidente UDI: "Pasamos de la lógica de la cocina a una incapacidad de llegar a acuerdos"

FOTO: JUAN FARÍAS

Exdiputado critica lo que ocurrió con el debate del salario mínimo, que, a su juicio, es un anticipo de lo que el gobierno puede enfrentar al tramitar la reforma tributaria y otras iniciativas en el Congreso.


Desde el verano de California, Estados Unidos, donde vive con su familia desde hace nueve meses, el expresidente de la UDI y exdiputado Ernesto Silva deja de lado por un momento sus labores como investigador de The Hoover Institution, centro de estudios de la Universidad de Stanford, para abordar el debate político nacional y hacer un llamado a la construcción de liderazgos capaces de articular acuerdos, algo que -en su opinión- determinará la suerte tanto de iniciativas de ley del gobierno como del futuro de coaliciones y proyectos políticos.

La discusión por el salario mínimo marcó un hito en la relación entre el gobierno y la oposición. ¿Cómo espera que, en adelante, se dé esa relación?

Es preocupante cuando uno observa un Congreso incapaz de producir acuerdos y es malo para el país cuando priman las posiciones polarizadas. Hoy veo mucho parlamentario, pero poco liderazgo, y la dinámica del rechazo esconde esa falta de liderazgo en la centroizquierda.

El problema fue, a su juicio, la falta de liderazgos en la oposición…

Si no es capaz de liderar acuerdos, se va transformar en irrelevante, y si no se adapta, va a perder poder e influencia. Las dinámicas políticas se han dedicado a criticar todo lo que existió antes, pero digamos la verdad: pasamos de la lógica de la cocina a una incapacidad del Congreso de llegar a acuerdos. ¿No podremos construir, al menos, algo intermedio?

¿Es el Congreso o es la oposición?

La mayoría del Congreso la tiene la oposición. En todos los sectores hay liderazgos que aspiran a ser presidenciables, pero no ejercen ese liderazgo en el Congreso. Por ejemplo, veo que Carlos Montes o Ricardo Lagos Weber tienen la oportunidad de ejercer un liderazgo constructivo, de lo contrario, es muy difícil aspirar a liderazgos presidenciales. Esta dinámica hace que la ciudadanía mire más a los alcaldes, a los ministros o a los expresidentes para buscar figuras presidenciales y liderazgos que se proyecten.

¿Esto es lo que impidió un acuerdo en salario mínimo?

Es complicado que un sector del Congreso sienta que puede incumplir un acuerdo. Yo no creo que los diputados que negociaron con el gobierno hayan incumplido su palabra, sino que no tuvieron la fuerza y el liderazgo para mantener lo acordado.

¿Esto representa una dificultad adicional para el gobierno, porque su apreciación es que hoy no existe un interlocutor con quien buscar esos acuerdos?

Creo que hay una oportunidad. La tensión en la ex Nueva Mayoría está en liderar o rendirse. ¿Y por qué digo eso? Porque el Frente Amplio parece que ya le ha tomado el pulso a la ex Nueva Mayoría, sabe dónde apretarla. Incluso, no descarto que, a lo largo de los siguientes meses, el gobierno deba explorar más conversaciones con el Frente Amplio.

Bajo ese escenario, ¿cómo debe negociar el gobierno de cara a la reforma tributaria?

Esta es una reforma que más allá de los aspectos técnicos, es bastante simple, que transparenta lo que el gobierno planteó desde el programa. A mí me hubiera gustado incluso más audacia en proponer una rebaja al impuesto corporativo, porque hay un amplio consenso técnico en que eso colaboraría a estimular la inversión y el crecimiento. Lo que corresponde ahora es que eso se pueda negociar, debatir y trabajar en el Congreso. El gobierno siempre tiene que trabajar para articular acuerdos, quizás no necesariamente con todos. Y la ex Nueva Mayoría tiene un dilema, dada la existencia del Frente Amplio: o lidera o se rinde, no hay punto intermedio. Lo que viene ahora con la reforma tributaria y las siguientes reformas va a ser un indicador y nos va a dar luces si es que la ex Nueva Mayoría va a liderar o si se va rendir.

¿Se condice esta reforma con lo que planteó Sebastián Piñera siendo candidato?

Sí, en términos de retomar crecimiento, simplificar un sistema que estaba generando mucha complejidad y mantener la recaudación fiscal. Me hubiera gustado que incluyera una rebaja al impuesto corporativo; hubiera sido un tema de negociación y dificultad en el Congreso, pero creo que el gobierno podría haberlo presentado para explicar sus ideas y convicciones.

¿En qué aspectos podría ceder el gobierno para facilitar la aprobación de la modernización tributaria?

Antes de hablar los aspectos de negociación, tiene que haber alguien dispuesto a construir. Más allá de eso, no creo que vayan a ser materia de negociación las medidas que contribuyan a retomar el crecimiento y simplificar el sistema tributario; las formas de mantener la neutralidad en la recaudación pueden ser aspecto de debate y discusión.

En estos meses de gobierno, ¿usted ha visto que el Presidente Piñera está gobernando con ideas de derecha o no?

El gobierno tiene un foco principal en este primer año que es retomar el crecimiento y la creación de empleos, que fue el motivo principal por el que los chilenos mayoritariamente lo eligieron. Sé que tiene conciencia de que ha contado con la paciencia del electorado de derecha y, por eso, que esta reforma tributaria y las reformas que vengan reflejen fielmente el programa de gobierno y el ideario del sector es muy importante.

Pero la paciencia se termina. ¿Ve riesgos de que la aprobación que hay actualmente siga decayendo?

Soy optimista. Este es un gobierno que ha mostrado una característica política diferente: está pudiendo tener una lectura del escenario político que se vive e, incluso, es capaz de corregir, asumir los costos de errores y seguir adelante con su plan. En ese sentido, la presentación de la reforma tributaria espero que anticipe un gobierno con ideas audaces en las reformas que va a plantear hacia el futuro.

Con estos debates, Piñera se juega parte importante de su capital político, asociado fuertemente a su capacidad en materia económica. ¿Cuánto arriesga el Presidente?

El gobierno ha demostrado capacidad de mostrar sus planteamientos y tener flexibilidad. Hoy el peso de la prueba está en el Congreso, porque tenemos que ver si existen los liderazgos capaces de articular y conducir en momentos de dificultad. El gobierno tiene un compromiso con la ciudadanía, que es hacer todo lo que esté a su alcance para retomar el Chile que crece, genera empleo y se proyecta hacia el futuro. Dentro de lo que está a su alcance, lo está haciendo bien, y espero que, con más audacia aún, lo siga haciendo.

Ernesto Silva, expresidente UDI: "Pasamos de la lógica de la cocina a una incapacidad de llegar a acuerdos"

FOTO: JUAN FARÍAS

Exdiputado critica lo que ocurrió con el debate del salario mínimo, que, a su juicio, es un anticipo de lo que el gobierno puede enfrentar al tramitar la reforma tributaria y otras iniciativas en el Congreso.


Desde el verano de California, Estados Unidos, donde vive con su familia desde hace nueve meses, el expresidente de la UDI y exdiputado Ernesto Silva deja de lado por un momento sus labores como investigador de The Hoover Institution, centro de estudios de la Universidad de Stanford, para abordar el debate político nacional y hacer un llamado a la construcción de liderazgos capaces de articular acuerdos, algo que -en su opinión- determinará la suerte tanto de iniciativas de ley del gobierno como del futuro de coaliciones y proyectos políticos.

La discusión por el salario mínimo marcó un hito en la relación entre el gobierno y la oposición. ¿Cómo espera que, en adelante, se dé esa relación?

Es preocupante cuando uno observa un Congreso incapaz de producir acuerdos y es malo para el país cuando priman las posiciones polarizadas. Hoy veo mucho parlamentario, pero poco liderazgo, y la dinámica del rechazo esconde esa falta de liderazgo en la centroizquierda.

El problema fue, a su juicio, la falta de liderazgos en la oposición…

Si no es capaz de liderar acuerdos, se va transformar en irrelevante, y si no se adapta, va a perder poder e influencia. Las dinámicas políticas se han dedicado a criticar todo lo que existió antes, pero digamos la verdad: pasamos de la lógica de la cocina a una incapacidad del Congreso de llegar a acuerdos. ¿No podremos construir, al menos, algo intermedio?

¿Es el Congreso o es la oposición?

La mayoría del Congreso la tiene la oposición. En todos los sectores hay liderazgos que aspiran a ser presidenciables, pero no ejercen ese liderazgo en el Congreso. Por ejemplo, veo que Carlos Montes o Ricardo Lagos Weber tienen la oportunidad de ejercer un liderazgo constructivo, de lo contrario, es muy difícil aspirar a liderazgos presidenciales. Esta dinámica hace que la ciudadanía mire más a los alcaldes, a los ministros o a los expresidentes para buscar figuras presidenciales y liderazgos que se proyecten.

¿Esto es lo que impidió un acuerdo en salario mínimo?

Es complicado que un sector del Congreso sienta que puede incumplir un acuerdo. Yo no creo que los diputados que negociaron con el gobierno hayan incumplido su palabra, sino que no tuvieron la fuerza y el liderazgo para mantener lo acordado.

¿Esto representa una dificultad adicional para el gobierno, porque su apreciación es que hoy no existe un interlocutor con quien buscar esos acuerdos?

Creo que hay una oportunidad. La tensión en la ex Nueva Mayoría está en liderar o rendirse. ¿Y por qué digo eso? Porque el Frente Amplio parece que ya le ha tomado el pulso a la ex Nueva Mayoría, sabe dónde apretarla. Incluso, no descarto que, a lo largo de los siguientes meses, el gobierno deba explorar más conversaciones con el Frente Amplio.

Bajo ese escenario, ¿cómo debe negociar el gobierno de cara a la reforma tributaria?

Esta es una reforma que más allá de los aspectos técnicos, es bastante simple, que transparenta lo que el gobierno planteó desde el programa. A mí me hubiera gustado incluso más audacia en proponer una rebaja al impuesto corporativo, porque hay un amplio consenso técnico en que eso colaboraría a estimular la inversión y el crecimiento. Lo que corresponde ahora es que eso se pueda negociar, debatir y trabajar en el Congreso. El gobierno siempre tiene que trabajar para articular acuerdos, quizás no necesariamente con todos. Y la ex Nueva Mayoría tiene un dilema, dada la existencia del Frente Amplio: o lidera o se rinde, no hay punto intermedio. Lo que viene ahora con la reforma tributaria y las siguientes reformas va a ser un indicador y nos va a dar luces si es que la ex Nueva Mayoría va a liderar o si se va rendir.

¿Se condice esta reforma con lo que planteó Sebastián Piñera siendo candidato?

Sí, en términos de retomar crecimiento, simplificar un sistema que estaba generando mucha complejidad y mantener la recaudación fiscal. Me hubiera gustado que incluyera una rebaja al impuesto corporativo; hubiera sido un tema de negociación y dificultad en el Congreso, pero creo que el gobierno podría haberlo presentado para explicar sus ideas y convicciones.

¿En qué aspectos podría ceder el gobierno para facilitar la aprobación de la modernización tributaria?

Antes de hablar los aspectos de negociación, tiene que haber alguien dispuesto a construir. Más allá de eso, no creo que vayan a ser materia de negociación las medidas que contribuyan a retomar el crecimiento y simplificar el sistema tributario; las formas de mantener la neutralidad en la recaudación pueden ser aspecto de debate y discusión.

En estos meses de gobierno, ¿usted ha visto que el Presidente Piñera está gobernando con ideas de derecha o no?

El gobierno tiene un foco principal en este primer año que es retomar el crecimiento y la creación de empleos, que fue el motivo principal por el que los chilenos mayoritariamente lo eligieron. Sé que tiene conciencia de que ha contado con la paciencia del electorado de derecha y, por eso, que esta reforma tributaria y las reformas que vengan reflejen fielmente el programa de gobierno y el ideario del sector es muy importante.

Pero la paciencia se termina. ¿Ve riesgos de que la aprobación que hay actualmente siga decayendo?

Soy optimista. Este es un gobierno que ha mostrado una característica política diferente: está pudiendo tener una lectura del escenario político que se vive e, incluso, es capaz de corregir, asumir los costos de errores y seguir adelante con su plan. En ese sentido, la presentación de la reforma tributaria espero que anticipe un gobierno con ideas audaces en las reformas que va a plantear hacia el futuro.

Con estos debates, Piñera se juega parte importante de su capital político, asociado fuertemente a su capacidad en materia económica. ¿Cuánto arriesga el Presidente?

El gobierno ha demostrado capacidad de mostrar sus planteamientos y tener flexibilidad. Hoy el peso de la prueba está en el Congreso, porque tenemos que ver si existen los liderazgos capaces de articular y conducir en momentos de dificultad. El gobierno tiene un compromiso con la ciudadanía, que es hacer todo lo que esté a su alcance para retomar el Chile que crece, genera empleo y se proyecta hacia el futuro. Dentro de lo que está a su alcance, lo está haciendo bien, y espero que, con más audacia aún, lo siga haciendo.

xdiputado critica lo que ocurrió con el debate del salario mínimo, que, a su juicio, es un anticipo de lo que el gobierno puede enfrentar al tramitar la reforma tributaria y otras iniciativas en el Congreso.


Desde el verano de California, Estados Unidos, donde vive con su familia desde hace nueve meses, el expresidente de la UDI y exdiputado Ernesto Silva deja de lado por un momento sus labores como investigador de The Hoover Institution, centro de estudios de la Universidad de Stanford, para abordar el debate político nacional y hacer un llamado a la construcción de liderazgos capaces de articular acuerdos, algo que -en su opinión- determinará la suerte tanto de iniciativas de ley del gobierno como del futuro de coaliciones y proyectos políticos.

La discusión por el salario mínimo marcó un hito en la relación entre el gobierno y la oposición. ¿Cómo espera que, en adelante, se dé esa relación?

Es preocupante cuando uno observa un Congreso incapaz de producir acuerdos y es malo para el país cuando priman las posiciones polarizadas. Hoy veo mucho parlamentario, pero poco liderazgo, y la dinámica del rechazo esconde esa falta de liderazgo en la centroizquierda.

El problema fue, a su juicio, la falta de liderazgos en la oposición…

Si no es capaz de liderar acuerdos, se va transformar en irrelevante, y si no se adapta, va a perder poder e influencia. Las dinámicas políticas se han dedicado a criticar todo lo que existió antes, pero digamos la verdad: pasamos de la lógica de la cocina a una incapacidad del Congreso de llegar a acuerdos. ¿No podremos construir, al menos, algo intermedio?

¿Es el Congreso o es la oposición?

La mayoría del Congreso la tiene la oposición. En todos los sectores hay liderazgos que aspiran a ser presidenciables, pero no ejercen ese liderazgo en el Congreso. Por ejemplo, veo que Carlos Montes o Ricardo Lagos Weber tienen la oportunidad de ejercer un liderazgo constructivo, de lo contrario, es muy difícil aspirar a liderazgos presidenciales. Esta dinámica hace que la ciudadanía mire más a los alcaldes, a los ministros o a los expresidentes para buscar figuras presidenciales y liderazgos que se proyecten.

¿Esto es lo que impidió un acuerdo en salario mínimo?

Es complicado que un sector del Congreso sienta que puede incumplir un acuerdo. Yo no creo que los diputados que negociaron con el gobierno hayan incumplido su palabra, sino que no tuvieron la fuerza y el liderazgo para mantener lo acordado.

¿Esto representa una dificultad adicional para el gobierno, porque su apreciación es que hoy no existe un interlocutor con quien buscar esos acuerdos?

Creo que hay una oportunidad. La tensión en la ex Nueva Mayoría está en liderar o rendirse. ¿Y por qué digo eso? Porque el Frente Amplio parece que ya le ha tomado el pulso a la ex Nueva Mayoría, sabe dónde apretarla. Incluso, no descarto que, a lo largo de los siguientes meses, el gobierno deba explorar más conversaciones con el Frente Amplio.

Bajo ese escenario, ¿cómo debe negociar el gobierno de cara a la reforma tributaria?

Esta es una reforma que más allá de los aspectos técnicos, es bastante simple, que transparenta lo que el gobierno planteó desde el programa. A mí me hubiera gustado incluso más audacia en proponer una rebaja al impuesto corporativo, porque hay un amplio consenso técnico en que eso colaboraría a estimular la inversión y el crecimiento. Lo que corresponde ahora es que eso se pueda negociar, debatir y trabajar en el Congreso. El gobierno siempre tiene que trabajar para articular acuerdos, quizás no necesariamente con todos. Y la ex Nueva Mayoría tiene un dilema, dada la existencia del Frente Amplio: o lidera o se rinde, no hay punto intermedio. Lo que viene ahora con la reforma tributaria y las siguientes reformas va a ser un indicador y nos va a dar luces si es que la ex Nueva Mayoría va a liderar o si se va rendir.

¿Se condice esta reforma con lo que planteó Sebastián Piñera siendo candidato?

Sí, en términos de retomar crecimiento, simplificar un sistema que estaba generando mucha complejidad y mantener la recaudación fiscal. Me hubiera gustado que incluyera una rebaja al impuesto corporativo; hubiera sido un tema de negociación y dificultad en el Congreso, pero creo que el gobierno podría haberlo presentado para explicar sus ideas y convicciones.

¿En qué aspectos podría ceder el gobierno para facilitar la aprobación de la modernización tributaria?

Antes de hablar los aspectos de negociación, tiene que haber alguien dispuesto a construir. Más allá de eso, no creo que vayan a ser materia de negociación las medidas que contribuyan a retomar el crecimiento y simplificar el sistema tributario; las formas de mantener la neutralidad en la recaudación pueden ser aspecto de debate y discusión.

En estos meses de gobierno, ¿usted ha visto que el Presidente Piñera está gobernando con ideas de derecha o no?

El gobierno tiene un foco principal en este primer año que es retomar el crecimiento y la creación de empleos, que fue el motivo principal por el que los chilenos mayoritariamente lo eligieron. Sé que tiene conciencia de que ha contado con la paciencia del electorado de derecha y, por eso, que esta reforma tributaria y las reformas que vengan reflejen fielmente el programa de gobierno y el ideario del sector es muy importante.

Pero la paciencia se termina. ¿Ve riesgos de que la aprobación que hay actualmente siga decayendo?

Soy optimista. Este es un gobierno que ha mostrado una característica política diferente: está pudiendo tener una lectura del escenario político que se vive e, incluso, es capaz de corregir, asumir los costos de errores y seguir adelante con su plan. En ese sentido, la presentación de la reforma tributaria espero que anticipe un gobierno con ideas audaces en las reformas que va a plantear hacia el futuro.

Con estos debates, Piñera se juega parte importante de su capital político, asociado fuertemente a su capacidad en materia económica. ¿Cuánto arriesga el Presidente?

El gobierno ha demostrado capacidad de mostrar sus planteamientos y tener flexibilidad. Hoy el peso de la prueba está en el Congreso, porque tenemos que ver si existen los liderazgos capaces de articular y conducir en momentos de dificultad. El gobierno tiene un compromiso con la ciudadanía, que es hacer todo lo que esté a su alcance para retomar el Chile que crece, genera empleo y se proyecta hacia el futuro. Dentro de lo que está a su alcance, lo está haciendo bien, y espero que, con más audacia aún, lo siga haciendo.


























































































































































































































































Fuente:

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL+569-95562082
Santiago- Chile


lunes, agosto 27, 2018

#rse RSE Calidad Pascual Bienestar en la granja 27 AGOSTO 2018 Joseba Arano Joseba Arano en Opinión Empresas medioambiente Calidad Pascual bienestar animal ¡Comparte este contenido en redes! La relación entre una empresa y sus clientes dejó de ser estrictamente comercial hace mucho tiempo. Como es lógico, las expectativas y el consumo siguen siendo importantes, pero la responsabilidad social y el compromiso medioambiental se han convertido en factores igualmente determinantes, sino más. Bienestar en la granja Por sí solo, el consumo ya no es capaz de movilizar a casi nadie. Los afectos y desafectos de los consumidores se están haciendo mucho más sociales y compartidos. Exigen ciertos modelos de comportamiento, respeto y forma de hacer. Por eso resulta tan decisiva la transparencia y la capacidad empresarial de adecuarse a las exigencias de los clientes, en un diálogo bidireccional que debe ser tan fluido como constante. El auge de la responsabilidad social corporativa en

Bienestar en la granja

27 AGOSTO 2018

¡Comparte este contenido en redes!

La relación entre una empresa y sus clientes dejó de ser estrictamente comercial hace mucho tiempo. Como es lógico, las expectativas y el consumo siguen siendo importantes, pero la responsabilidad social y el compromiso medioambiental se han convertido en factores igualmente determinantes, sino más.
Bienestar en la granja

Por sí solo, el consumo ya no es capaz de movilizar a casi nadie. Los afectos y desafectos de los consumidores se están haciendo mucho más sociales y compartidos. Exigen ciertos modelos de comportamiento, respeto y forma de hacer. Por eso resulta tan decisiva la transparencia y la capacidad empresarial de adecuarse a las exigencias de los clientes, en un diálogo bidireccional que debe ser tan fluido como constante.

El auge de la responsabilidad social corporativa en las empresas se explica desde ese nuevo compromiso mutuo. En el ámbito de la alimentación, el mandato es velar por las necesidades saludables de los consumidores, y a la vez impulsar la sostenibilidad medioambiental y unas condiciones personales y profesionales dignas y éticas entre quienes componen la cadena de valor.

En ese sentido, las buenas prácticas deben ser definidas e implementadas desde el Consejo de Administración de la empresa. No se trata de un aspecto más del negocio, sino de una reflexión crucial de la misión, la visión y los valores con los que esa compañía quiere ser reconocida. Por eso los Consejos de Administración deben implicarse proactivamente, y también por eso dedican una atención creciente a la Responsabilidad Social Corporativa y a las buenas prácticas aplicadas en su día a día.

En los últimos años se han generalizado avances en materia de Responsabilidad Social tanto en formación, diversidad e igualdad de género como en lucha contra el fraude, biodiversidad, cambio climático, economía circular o prevención de la contaminación. Es un requisito ético que ha ido extendiendo su radio de acción, y que ya suele extenderse hasta los detalles y resquicios aparentemente más triviales de la actividad industrial.

Está claro que, en el ámbito alimentario, el cuidado de los animales, de acuerdo a sus características y a su correspondiente etología, es un aspecto no menor de ese compromiso empresarial con la responsabilidad social. Desde hace muchos años, la Organización Mundial de Sanidad Animal viene reivindicando en todo el mundo la necesidad de elaborar unas normas homologables internacionalmente sobre el bienestar animal, construidas sobre bases científicas y desde el consenso entre los países miembros, con sus diferencias culturales y religiosas.

Desde la práctica y la metodología científicas, la reflexión sobre el bienestar animal se ha ido abriendo paso desde la ética veterinaria y una red internacional de expertos. La Organización Mundial de la Salud Animal ha desarrollado distintos Programas Avanzados de Bienestar Animal y varias Estrategias Regionales de aplicación. Europa es una de las zonas más avanzadas, y se espera que desde los 53 países europeos miembros se desarrollen legislaciones y políticas adaptadas al bienestar animal.

Buena parte de esas medidas se refieren al bienestar de los animales en el transporte y el sacrificio para el consumo humano y a las especiales condiciones de los peces de cultivo. En Calidad Pascual acabamos de añadir un componente más a esa aproximación multidisciplinar al bienestar animal, al conseguir que nuestras 348 granjas hayan obtenido el certificado AENOR de bienestar animal, desde la convicción de que ese buen trato repercute positivamente en el sabor de la leche que recolectamos.

Esta certificación ha sido posible gracias al trabajo continuado y consolidado durante los últimos 30 años con nuestros ganaderos, construyendo un modelo de gestión y de relación propio y diferencial con este grupo de interés clave para nuestra competitividad que nos ha permitido cumplir con los requisitos de este sistema para toda nuestra recogida de leche.

La certificación AENOR está desarrollada junto al Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) y se basa en el referencial europeo Welfare Quality®, estándar utilizado para las evaluaciones en granja. En síntesis, este modelo de acreditación pionero en Europa evalúa cuatro principios básicos: buena alimentación, buen alojamiento, buen estado de salud y comportamiento apropiado para las necesidades de la especie. Demuestra, por tanto, la preocupación de nuestra empresa por el cuidado de los animales como pilar básico de su cadena de valor.

Muchas otras empresas y muchos otros casos pueden ejemplificar el esfuerzo de toda la industria agroalimentaria española por renovar la confianza y la implicación de los consumidores hacia productos cada vez más saludables y sensibles a los valores compartidos, la ética y las necesidades reales del conjunto de la sociedad. Desde luego en Pascual estamos convencidos de que, con bienestar en la granja, la leche siempre sabe mejor.

Joseba Arano, director de Gestión Ética,

Responsable y Excelente en Calidad Pascual

27 AGOSTO 2018

¡Comparte este contenido en redes!

La relación entre una empresa y sus clientes dejó de ser estrictamente comercial hace mucho tiempo. Como es lógico, las expectativas y el consumo siguen siendo importantes, pero la responsabilidad social y el compromiso medioambiental se han convertido en factores igualmente determinantes, sino más.
Bienestar en la granja

Por sí solo, el consumo ya no es capaz de movilizar a casi nadie. Los afectos y desafectos de los consumidores se están haciendo mucho más sociales y compartidos. Exigen ciertos modelos de comportamiento, respeto y forma de hacer. Por eso resulta tan decisiva la transparencia y la capacidad empresarial de adecuarse a las exigencias de los clientes, en un diálogo bidireccional que debe ser tan fluido como constante.

El auge de la responsabilidad social corporativa en las empresas se explica desde ese nuevo compromiso mutuo. En el ámbito de la alimentación, el mandato es velar por las necesidades saludables de los consumidores, y a la vez impulsar la sostenibilidad medioambiental y unas condiciones personales y profesionales dignas y éticas entre quienes componen la cadena de valor.

En ese sentido, las buenas prácticas deben ser definidas e implementadas desde el Consejo de Administración de la empresa. No se trata de un aspecto más del negocio, sino de una reflexión crucial de la misión, la visión y los valores con los que esa compañía quiere ser reconocida. Por eso los Consejos de Administración deben implicarse proactivamente, y también por eso dedican una atención creciente a la Responsabilidad Social Corporativa y a las buenas prácticas aplicadas en su día a día.

En los últimos años se han generalizado avances en materia de Responsabilidad Social tanto en formación, diversidad e igualdad de género como en lucha contra el fraude, biodiversidad, cambio climático, economía circular o prevención de la contaminación. Es un requisito ético que ha ido extendiendo su radio de acción, y que ya suele extenderse hasta los detalles y resquicios aparentemente más triviales de la actividad industrial.

Está claro que, en el ámbito alimentario, el cuidado de los animales, de acuerdo a sus características y a su correspondiente etología, es un aspecto no menor de ese compromiso empresarial con la responsabilidad social. Desde hace muchos años, la Organización Mundial de Sanidad Animal viene reivindicando en todo el mundo la necesidad de elaborar unas normas homologables internacionalmente sobre el bienestar animal, construidas sobre bases científicas y desde el consenso entre los países miembros, con sus diferencias culturales y religiosas.

Desde la práctica y la metodología científicas, la reflexión sobre el bienestar animal se ha ido abriendo paso desde la ética veterinaria y una red internacional de expertos. La Organización Mundial de la Salud Animal ha desarrollado distintos Programas Avanzados de Bienestar Animal y varias Estrategias Regionales de aplicación. Europa es una de las zonas más avanzadas, y se espera que desde los 53 países europeos miembros se desarrollen legislaciones y políticas adaptadas al bienestar animal.

Buena parte de esas medidas se refieren al bienestar de los animales en el transporte y el sacrificio para el consumo humano y a las especiales condiciones de los peces de cultivo. En Calidad Pascual acabamos de añadir un componente más a esa aproximación multidisciplinar al bienestar animal, al conseguir que nuestras 348 granjas hayan obtenido el certificado AENOR de bienestar animal, desde la convicción de que ese buen trato repercute positivamente en el sabor de la leche que recolectamos.

Esta certificación ha sido posible gracias al trabajo continuado y consolidado durante los últimos 30 años con nuestros ganaderos, construyendo un modelo de gestión y de relación propio y diferencial con este grupo de interés clave para nuestra competitividad que nos ha permitido cumplir con los requisitos de este sistema para toda nuestra recogida de leche.

La certificación AENOR está desarrollada junto al Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) y se basa en el referencial europeo Welfare Quality®, estándar utilizado para las evaluaciones en granja. En síntesis, este modelo de acreditación pionero en Europa evalúa cuatro principios básicos: buena alimentación, buen alojamiento, buen estado de salud y comportamiento apropiado para las necesidades de la especie. Demuestra, por tanto, la preocupación de nuestra empresa por el cuidado de los animales como pilar básico de su cadena de valor.

Muchas otras empresas y muchos otros casos pueden ejemplificar el esfuerzo de toda la industria agroalimentaria española por renovar la confianza y la implicación de los consumidores hacia productos cada vez más saludables y sensibles a los valores compartidos, la ética y las necesidades reales del conjunto de la sociedad. Desde luego en Pascual estamos convencidos de que, con bienestar en la granja, la leche siempre sabe mejor.

Joseba Arano, director de Gestión Ética,

Responsable y Excelente en Calidad Pascual


Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL+569-95562082
Santiago- Chile